Llegaron al país 30.000 dosis de vacuna contra neumococo

Tras la llegada al país de 30.000 dosis de vacuna contra el neumococo, la Dra. Soraya Araya, titular del Programa Nacional de Enfermedades Inmunoprevenibles y Programa Ampliado de Inmunizaciones (PAI), aclaró que las mismas no son aptas para toda la población, sino para personas con enfermedades de base.

La doctora Soraya Araya comentó que serán aplicadas a personas de dos años de edad en adelante, especialmente las que tienen enfermedades de base.

“La vacuna es la Neumo23 y protege contra 23 cepas distintas. El neumococo es una bacteria que puede dar lugar a neumonía, meningitis, otitis y la bacteriemia (pasaje de la bacteria a la sangre y cuadros severos tanto en niños como en adultos). Hay personas que tienen mayor riesgo de hacer infección por neumococos: los niños pequeños, quienes ya se protegen con la vacuna que tenemos en Paraguay, que es la PCV13 (a los 1, 4 meses y al año de edad), y las personas de 60 años en adelante”, señaló Araya.

“Hay mayor riesgo cuando uno tiene enfermedades de base como las pulmonares, insuficiencia renal, diabetes, leucemia, HIV, cardiopatía de base. Así se tiene entre 6 y 9 veces más riesgo de padecer infecciones severas por neumococos. Para estos mayores de dos años de edad con estas enfermedades de base se aplica esta vacuna Neumo 23 y se aplica una dosis y un refuerzo cinco años después. Solo se debe aplicar hasta dos veces en casa persona”, explicó la profesional.

“Esta vacuna no es para toda la ciudadanía, es solo para personas con riesgo de enfermedad severa por neumococos, que son las personas con enfermedades de base. Solicitamos la indicación médica de su pediatra, clínico, cardiólogo o endocrinólogo para proceder a la aplicación”, advirtió.

Por otro lado, la doctora comentó que existen estudios sobre vacunas que ayudan a los niños contra el COVID-19, como la doble viral y triple viral, que se aplica aquí en Paraguay.

“La triple viral se aplica al año de edad y a los 4 años para proteger contra la papera, el sarampión y la rubeola. En este estudio se demuestra que el componente rubeola ayuda en la creación de anticuerpos y disminuyen las formas graves de COVID-19 en las personas. Es una hipótesis que surgió luego de que se constató un menor número de casos graves en personas que fueron vacunadas contra el sarampión en la Armada de Estados Unidos y ellos no tuvieron casos severos de COVID-19″, relató.

La doctora instó a las madres a acercarse con sus niños a los centros vacunatorios, así como también a personas mayores con enfermedades de base. Dijo que los vacunatorios están aislados de la zona de enfermedades respiratorias como el COVID-19.

Fuente y Redacción: ABC COLOR

También te podría gustar...

Deja un comentario