Gusinky reconoce que mintió, trata de justificarse y “pone a disposición” su banca en el Senado

La senadora Mirta Gusinky habría presentado esta mañana una nota al presidente del Congreso, Óscar Salomón, para poner su cargo a “disposición de sus colegas”, según confirmó la directora de prensa del Senado, Norma Rodríguez. A pesar de haberse confirmado que recibió la vacuna contra el COVID-19 sin estar dentro del rango de edad, al principio decidió negar el hecho. Luego de llamarse a silencio unos días, hoy se limitó a pedir disculpas a través de dicha nota y sigue sin renunciar al cargo.

Luego de un fin de semana en total silencio y mucha presión para dejar el cargo, la colorada samanieguista hoy decidió presentar una nota para pedir “disculpas” y poner su cargo a disposición de sus colegas. El documento fue presentado esta mañana ante el titular del Senado, “Óscar” Cachito Salomón.

“Asumo mi responsabilidad por faltar a la verdad en lo manifestado ante los medios de comunicación”, inició la nota, admitiendo así que mintió sobre la vacunación.

Alegó que sus declaraciones se debieron a su intención de no perjudicar al personal de blanco que le dio “esperanzas de vida” al vacunarla. “Me han comunicado sobre la existencia de algunas dosis que no deberían echarse a perder y me ofrecieron la vacunación. De manera inmediata he aceptado recibirla. En ese sentido, accedí a vacunarme, sin imaginar este desenlace, lo cual hizo que incurriera en una irresponsable declaración, de la cual me siento sumamente arrepentida”, expresó.

Así también, resaltó que en los últimos diez meses fue internada en varias oportunidades y fue paciente ambulatoria con oxígeno en numerosas ocasiones. “Todas esas internaciones fueron por problemas respiratorios graves, ninguna de ellas por COVID-19”, acotó.

Así también, pidió a sus colegas que piensen en el hecho de que vive sola, con un deteriorado estado de salud, la visa vencida en Estados Unidos y sin fecha para la renovación. “Acepté sin analizar las consecuencias de mi vacunación y recibí la dosis con mucha esperanza. Poniéndose en mi lugar ustedes, ¿qué harían al respecto?”, planteó.

Aseguró que no justifica sus declaraciones y por ello pide disculpas a la ciudadanía que se vio burlada. “Me pongo a disposición del pleno para que analicen la situación y tomen la determinación que a su entender corresponda. Entiendo que estamos obligados a entender el contexto de la situación, son momentos muy sensibles y asumo responsablemente mi error”, finalizó Gusinky.

Esto surge luego de que el viernes pasado saliera a la luz que la senadora fue vacunada contra el nuevo coronavirus sin estar en la franja de edad (cumplió 73 años en febrero y la vacunación rige para los de 75 años en adelante).

Incluso el propio ministro de Salud, Julio Borba, confirmó que Gusinky fue registrada por el Ministerio como “personal de blanco y encamado” para recibir la vacuna antiCOVID en forma privilegiada en su domicilio.

Hasta el momento, el Partido Colorado no ha expresado una postura firme con respecto a la posibilidad de un nuevo juicio político en el Senado. Varios opositores, numerosos ciudadanos y hasta miembros del Ministerio de Salud exigen que Gusinky presente su renuncia o sea expulsada del Congreso.

El nombre de la senadora colorada surgió junto con varios otros polémicos políticos que han sido vacunados sin tener la edad requerida para ello, como por ejemplo el exgobernador Rodolfo Friedmann, quien argumentó que es del grupo de riesgo y no tiene facilidad para movilizarse, por lo que acudieron a su casa a inmunizarlo.

Así también, en las redes sociales esta mañana surgió una lista de al menos 500 personas que podrían ser parte de la “vacunación VIP”. Este caso puntual ya está siendo investigado por el Ministerio de Salud, que desde su cuenta de Twitter constantemente asegura que todas las irregularidades en el plan de vacunación son investigadas, aunque hasta la fecha no hay avances con respecto a ninguno de los casos.

Fuente y Redacción: ABC COLOR

También te podría gustar...

Deja un comentario