Fronteras y escuelas serán lo último en abrirse, reitera Marito

El presidente Mario Abdo Benítez reiteró que lo último que se abrirá y habilitará en la cuarentena inteligente serán las fronteras y las instituciones educativas.

“Lo último que vamos a hacer (…) la apertura de la frontera y la apertura de las escuelas y de los colegios. Esos son los dos focos más vulnerables, donde hay mayor posibilidad de que haya (…) primero el ingreso de un virus con una carga viral fuerte y segundo que haya una propagación a través de lo que mueve todo el sistema educativo”, dijo hoy el presidente de la República, Mario Abdo Benítez, en una jornada de trabajo en el departamento de Caaguazú.

El cierre de las fronteras representa un problema social que afecta principalmente a las ciudades limítrofes, ya que el comercio de frontera es un elemento importante para la economía paraguaya, indicó el mandatario. «Pero no podemos abrir todavía la frontera mientras haya una propagación importante del virus en nuestros países hermanos y vecinos”, remarcó.

Pidió solidaridad a los ciudadanos con los compatriotas que vuelven del extranjero y que deben guardar cuarentena obligatoria en los albergues u hoteles. La semana pasada el Gobierno habilitó 11 hoteles para recibir a los compatriotas que llegan del extranjero y que tienen posibilidad económica de costear 14 días de cuarentena o más, en caso de que den positivo a COVID-19.

“No hay albergues, muchas veces la comunidad se resiste, le discrimina a nuestros… por preocupación, por temor, por miedo. Es un trabajo realmente muy complejo. Gracias a Dios, los números van bajando, en término de que hay muchos recuperados de los albergues. Hay algunos también donde tenemos mayores problemas, que es en la frontera con Brasil, principalmente, pero se está trabajando”, dijo el mandatario.

La semana pasada desconocidos dispararon contra el portón de un Polideportivo de Capitán Bado en donde las autoridades estaban montando un albergue. También se preparaba una casa de retiro en Pedro Juan Caballero y los vecinos del barrio cerraron con cubiertas el acceso al lugar.

El Presidente indicó que el éxito de la cuarentena inteligente radica en que la propagación del virus se contuvo al enviar a los albergues a los connacionales que vinieron del extranjero, principalmente desde Brasil.

“Que tengamos paciencia, que seamos tolerantes, que podamos contribuir, no solamente criticar. Puede haber cosas que se puedan mejorar, pero ojalá que todos nos pongamos la camiseta albirroja y empecemos a contribuir con ese gran trabajo que se está haciendo de contención y que está dando resultado”, añadió.

“No hay mucha circulación o evidencia de circulación del virus de manera comunitaria, significa que se está conteniendo. Si ese trabajo de los albergues no se hubiese hecho y no hubiésemos contenido ahí el virus que ingresa con los connacionales, esto ya hubiese estado totalmente descontrolado”, acotó.

Recordó que hay muchos compatriotas que están queriendo venir a Paraguay porque perdieron su trabajo en el extranjero y hay que buscar mecanismos para albergarlos y que hagan cuarentena preventiva. “Se están construyendo protocolos por si tenemos una mayor cantidad de gente que quiera entrar”, indicó.

Más de 70 compatriotas que se encuentran varados en Estados Unidos y México desde marzo pasado, pidieron regresar al país en el marco de la pandemia por COVID-19. Las embajadas y consulados registraron que unos 2.500 compatriotas quieren retornar a Paraguay.

“No hay una receta, no había una experiencia, entonces se está haciendo un enorme esfuerzo, hablando con la gente de los hoteles… De hecho, toda la capacidad que tiene la Fuerza Armada está siendo ya ocupada. A todos se les trata con mucha dignidad, con mucha comodidad, hay muchos reconocimientos por parte de quienes pasaron por los albergues”, dijo también

Sostuvo que no es fácil el control de la frontera de más de 700 kilómetros con Brasil. «Ni países (…) que tienen mucha más tecnología, países de la primera potencia mundial están con problemas en acceso en su territorio, pero estamos haciendo un gran esfuerzo”.

Remarcó que el mayor trabajo contra el coronavirus se hace actualmente fuera de los hospitales, en los albergues. “Hoy los hospitales, gracias a Dios y gracias a esa contención, todavía están vacíos. No tenemos un enfermo de COVID en ninguna cama de terapia intensiva”, expresó.

“Muchos cuestionan. Hay cuestiones que se pueden mejorar, definitivamente nosotros hacemos un énfasis en el respeto a la vida humana, a los Derechos Humanos, pero todos tenemos que ser solidarios y tenemos que entender que esta es una situación que nadie planificó en el mundo y estamos siendo creativos y se está poniendo una muy buena voluntad por parte de la Policía Nacional, de los trabajadores de Migraciones, de las Fuerzas Armadas…”.

En la jornada de Gobierno, el Presidente tenía en agenda la inauguración del asfaltado de tramos que interconectan varias localidades del departamento de Caaguazú, como también la verificación del avance de las obras de duplicación de la Ruta 2.

Fuente y Redacción: ABC COLOR

También te podría gustar...

Deja un comentario